Most Popular

LA BATALLA CONTRA HARVEY

El huracán Harvey es comparable con Katrina como el ciclón tropical más costoso del que se tenga registro, infligiendo al menos $125,000 millones en daños. Fue el primer gran huracán que tocó tierra en los Estados Unidos desde Wilma en 2005, terminando un período récord de 12 años en el que ningún huracán tocó tierra con tal intensidad en el país. En un período de cuatro días, muchas áreas recibieron más de un metro (40 pulgadas) de lluvia, causando inundaciones sin precedentes. Con acumulaciones máximas de más de un metro y medio (60.58 pulgadas), Harvey fue el mayor ciclón tropical registrado en los Estados Unidos. Las inundaciones resultantes inundaron cientos de miles de hogares, desplazaron a más de 30,000 personas y provocaron más de 17,000 rescates. Harvey fué una tormenta única, debido a la variedad de formas como impactó a nuestra ciudad con múltiples inundaciones y daños ocasionados por múltiples factores.

Por un lado tuvimos una descomunal tormenta que se asentó sin moverse sobre el sur y sureste de Texas por días, ocasionando los daños tradicionales como resultado del viento y las enormes cantidades de precipitación. Pero a esto debemos añadir el desastre ocasionado por la represa de Addicks Baker (Addicks Barker Reservoir) donde el gobierno básicamente tomó decisiones acerca de quien sería perjudicado para asegurar el bienestar de otros, o el de la Autoridad del Río San Jacinto (San Jacinto River Authority) en Kingwood, la cual tomó decisiones de inundar y consecuentemente causar daños extensos a decenas de miles de personas para proteger a otras.

Todo esto se vió empeorado aún más por el hecho de que miles de personas no disponían de ningún tipo de seguro contra inundación, por encontrarse en áreas que típicamente no se inundan, al menos no de la forma en que ocurrió en esta ocasión, como fué el caso en Kingwood o West Houston.

HARVEY 1 SMALL

Para terminar de empeorar este nefasto escenario, el aviso dado por las autoridades fue tan inminente y con un período de reacción tan breve, que casi nadie tuvo tiempo de reaccionar y poner a salvo al menos parcialmente sus pertenencias. Esta fue una advertencia donde básicamente tuvimos que desalojar nuestros hogares en cuestión de horas, a riesgo de nuestras propias vidas, y con centenares de vías ya inundadas y cerradas.

En vista de toda esta trágica situación para decenas de miles de familias amigas y vecinas de nuestra querida ciudad, decidimos investigar a través de una autoridad experta, que nos pudiera dar una perspectiva clara sobre la situación legal de las víctimas. Para dicho fin escogimos la firma de abogados que tiene la más alta reputación, tanto por su conocimiento de las leyes, como por su fenomenal trayectoria de logros alcanzados en favor de las víctimas que por años han representado en diferentes tipos de tragedias. La siguiente es una entrevista personal que solicitamos con los abogados Kurt Arnold y Jason Itkin, de Arnold & Itkin.

lnteresantemente, lo que ocurrió en el caso de un alto número de las propiedades afectadas, es que el gobierno decidió de alguna manera y arbitrariamente tomar posesión de dichas propiedades, al permitir que éstas fueran inundadas. Y si el gobierno toma posesión de tales propiedades, debe pagar por ellas. Con base en este argumento, la firma Arnold & Itkin está representando a más de 1000 familias que perdieron sus hogares o negocios.

Si bien es cierto que el huracán Harvey fué producto de la naturaleza, y por lo mismo fuera del control humano, existieron sin embargo componentes que pudieron mitigar el impacto que tuvo sobre nuestra ciudad. Por ejemplo, todos supimos con suficiente anticipación que la tormenta llegaría, y las aguas que eventualmente debieron ser liberadas de las represas para evitar que colapsaran, pudieron haber sido gradualmente descargadas durante varios días antes de que el huracán llegara, y haber así disminuído considerablemente el daño.

Sin embargo, más allá de las razones por las cuales las aguas fueron liberadas, y la forma como esto se llevó a cabo, la realidad es que en esas decisiones el gobierno determinó el destino de miles de propiedades, y está entonces ahora en la obligación de pagar por ellas. En términos legales, esto se conoce como “Taking Case”. Una manera de ilustrarlo es cuando el gobierno decide construir una autopista que va a pasar por una propiedad, un rancho o una casa; debe comprar dicha propiedad, y debe hacerlo por su precio justo.

En el caso de Harvey, las partes litigantes deben probar, en primer lugar, que el gobierno decidió tomar las propiedades que fueron inundadas, y en segundo lugar establecer y documentar su valor, sean residencias o propiedades comerciales.

Es interesante notar que cuando el gobierno compra una propiedad para realizar una obra pública como una autopista, un puente, etc., la transacción es permanente. Es decir, la propiedad adquirida deja de ser suya. Pero en el caso de Harvey, el gobierno toma su propiedad, la destruye, y luego se la devuelve sin darte un peso por ella. Esto es precisamente lo que califica este caso para una acción legal, ya que los daños son severos y permanentes.  Por lo mismo, es muy importante documentar detalladamente los daños, porque con frecuencia estos no están visibles al ojo inexperto, y no se manifiestan hasta meses después de los hechos, lo cual puede hacer una propiedad inhabitable aún después de creerse que se la ha reparado.

Otro factor muy importante que debe tomarse en consideración son los “estatutos de limitación” (statues of limitation). Esto significa que para todo caso legal, existen períodos predeterminados de tiempo dentro de los cuales se puede iniciar una demanda. Por ejemplo, en el caso de un accidente automovilístico, el tiempo permitido para demandar es típicamente de dos años. En el caso de un “Taking Claim”, a nivel federal se extiende hasta seis años. Este es un considerable período de tiempo. Sin embargo, es de notar que la acción rápida garantiza siempre mejores resultados, por una variedad de razones. Una de ellas es la recolección de evidencia. Cada semana que transcurre transforma y deteriora la evidencia, lo cual disminuye proporcionalmente la compensación que se puede obtener.

3670_170929_ArnoldItkin SMALL

Por otro lado, las limitaciones varían de caso en caso. Hay más de veinte compañías de seguro para este tipo de casos. En los condados costeros, varias de estas compañías son parte de la Asociación de Texas de Compañías de Seguro para Tormentas de Viento (Texas Windstorm Insurance Association – TWIA). Los estatutos de limitación para estas compañías no son las mismas que -por ejemplo- para Farmers. Y aunque los límites para establecer su reclamo no hayan pasado, las compañías de seguro han instituído una serie de tiempos límites para ciertas notificaciones, dependiendo de las cuales pueden renunciar a su reclamo, aún si tiene un período de tiempo prolongado.

Por estas y otras razones, es importante que la víctima reciba buen asesoramiento legal sobre su caso específico. Mientras que en un caso puede ser que disponga de seis años bajo ciertas circunstancias, es posible que en otro caso sólo cuente con un año, simplemente por estar estructurado de modo diferente. Las legalidades de cada caso pueden variar dramáticamente, y es por ello siempre crítico tomar acción lo más tempranamente posible.

En la forma de operar de Arnold & Itkin, el primer paso que inmediatamente toman es el de enviar a la propiedad un experto que pueda documentar en detalle los daños (estructura, paredes, contenido de la propiedad, desplazamiento forzado de la familia, interrupción de la actividad comercial en el caso de un negocio, etc.).

En los casos comerciales, la mayoría de los abogados típicamente se enfoncan en la responsabilidad, cuando en realizad la responsabilidad no es tan relevante si uno tiene bien documentados los daños. Y es por ello que es tan importante tener una buena firma de abogados que pueda financiar el costo de una evaluación experta y que sepa como hacerla. Obviamente es también clave la documentación que el dueño mismo de una propiedad tenga de ella, en la forma de recibos, fotos, videos, etc.

En la mayor parte de los casos, muchos de los daños no son visibles. Puede haber daños estructurales, o en los techos, que son invisibles al ojo inexperto, y que posteriormente pueden ocasionar grandes dolores de cabeza y costos de reparación originalmente no contemplados. Una vez que el reclamo ha sido cerrado, no hay oportunidad de regresar y agregar costos por daños que no fueron contemplados originalmente, y es por ello tan importante documentar todo correctamente y lo antes posible.

Los casos son manejados de manera individual, de acuerdo a las circunstancias específicas de cada familia, residencia o negocio. Entendiendo la importancia de reubicar a las familias nuevamente en sus hogares, la priopridad de Arnold & Itkin es adelantar el proceso para que las víctimas de estos casos puedan enfocarse en reconstruir, mientras los abogados se enfocan en obtener la máxima compensación posible.

Todos los gastos involubrados en cada caso, tales como los evaluadores expertos y demás componentes involucrados, son costeados en su totalizad por el bufette de abogados, y por ello sólo una firma con un sólido respaldo económico puede financiar un proyecto de la envergadura de más de 1,000 clientes representados.

Otro componente importante de este punto, es el hecho de que el otro lado -las compañías de seguro y las oficinas gubernamentales- sabe qué firmas tienen el respaldo financiero y la capacidad de hacerles frente, y esto las lleva a desembolsar con mucha más facilidad la compensación justa que la ley les exige pagar. Adicionalmente, una firma de abogados que tiene la reputación de llevar los casos a corte, será mucho más respetada y temida, lo cual es el caso de Arnold & Itkin.

Los abogados Kurt Arnold y Jason Itkin manejan demandas multimillonarias. En 2017 solamente recuperaron más de $1,000 Millones en representación de sus clientes. Itkin logró el arreglo fuera de corte más grande en la historia de Texas el año pasado. Por estar licenciados en varios estados, también representan casos muy importantes fuera de Texas. Sin embargo, debido a que Houston y Texas es su hogar, obviamente las víctimas de Harvey son de un especial interés para ellos, ya que esta es su casa, sus amigos, sus vecinos, y algunas de las víctimas fueron hasta varios de sus empleados.

Hablando del tiempo que casos como Harvey pueden tomar, los abogados fueron claros en explicar que cada demanda va a tener un diferente proceso, dependiendo enteramente de quién está del otro lado -sean agencias federales, compañías de seguro, el Estado de Texas, etc.-. Típicamente estos casos debieran de resolverse dentro de un márgen de 18 meses. Obviamente, la prioridad de los abogados es lograr la mayor compensación posible dentro del menor período de tiempo posible. Sin embargo, ambos abogados fueron muy enfáticos en resaltar que bajo ninguna circunstancia van de poner en riesgo el monto de la compensación para sus clientes a cuenta de ahorrar algo de tiempo. El interés económico y la compensación de cada cliente es la mayor prioridad.

En una nota final, es interesante notar que la mayor parte de las víctivas de Harvey aún no han tomado acción legal para alcanzar una compensación adecuada para rehacer sus vidas y/o recuperar lo perdido en esta tragedia. Muchos, frustrados por las compañías de seguro, terminan cediendo a sus ofensivas ofertas, y abandonan la oportunidad de obtener una compensación justa acorde con sus pérdidas. Esto no debe ni tiene por qué ser así. Hablando ahora a un nivel muy personal, como propietario de LUXCIOR y vecino de Houston, quiero animar a todos aquellos que han leído esta nota y han sido víctimas de Harvey y aún no han resulto su caso, a que busquen inmediatamente ayuda legal. Habiendo tenido el privilegio y la oportunidad de primera mano de conducir esta entrevista y conversar ampliamente con Kurt Arnold y Jason Itkin, y de haber investigado sus credenciales e historial, definitivamente en lo personal no consideraría ninguna otra alternativa fuera de ellos. Sin embargo, más allá de lo que yo opine, mi consejo es que busque un buen abogado que pelee por sus derechos y por la máxima compensación.

Para aquellos cuyas propiedades hayan sido afectadas por el Huracán Harvey, y que deseen una entrevista con los abogados, pueden dirigirse a

AI Office - Outside Sign - View 3 - IMG_8275

Arnold & Itkin
6009 Memorial Drive, Houston, TX 77007
855.812.3389
www.ArnoldItkin.com

Category: ACTUALIDAD